Dario Bogni habla sobre Periquitos

Los periquitos son originarios de Australia y pertenecen a la familia de los loros. Estos pájaros habladores de plumaje colorido y pico curvo son unas de las mascotas favoritas en Europa. Dario Bogni te contara datos interesantes sobre el origen y la reproducción de estas aves, así como consejos para una crianza adecuada.

 

El carácter de los periquitos

Sociable y hablador

En su país de origen, Australia, los periquitos viven en enjambres de hasta 2000 pájaros. No es de extrañar que esta ave social, incluso en cautiverio, prefiera estar acompañada. Si estás pensando en comprar un periquito, deberías plantearte adquirir al menos dos ejemplares.    Estos alegres pajaritos solo se sienten cómodos con sus semejantes, con quienes están en contacto constante. Su repertorio de sonidos y lenguaje corporal es extraordinario. Observarlos en el trato con otros periquitos es fascinante.

 

Los periquitos necesitan compañía

Después de un tiempo, la mayoría de los periquitos se vuelven dóciles. Sin embargo, el contacto con los humanos nunca es suficiente para calmar la necesidad de interacción y comunicación de estos alegres pajarillos. Es evidente que un espejo o un pájaro de plástico no reemplazan a un compañero de verdad. Para la crianza en el hogar se recomiendan grupos de dos, cuatro o seis aves, mitad macho y mitad hembra. En general los machos se llevan bien entre ellos, son las hembras las que, si conviven solas, se pelean. Al contrario de otros animales, los periquitos hembra son quienes tienden a dominar.

 

Origen de los periquitos y su crianza

Los periquitos provienen de Australia. Aún hoy en día, viven en grandes bandadas, colonizando praderas, sabanas y bosques. La mayoría de los periquitos en libertad son nómadas y vuelan por el contiente en busca de alimento. Al contrario de las aves migratorias, los periquitos no vuelan más de tres horas sin descanso, y llegan a avanzar unos 100 km. Solo en el este de Australia, las favorables condiciones climáticas proporcionan agua y alimento a los periquitos durante todo el año, relata Bogni Dario.

 

Desde Australia a Europa

Los primeros periquitos llegaron a Europa en barco en 1840. El científico inglés John Gould trajo varias de estas coloridas aves a su hogar en Gran Bretaña. Estos alegres pajarillos gustaron tanto que la demanda aumentó rápidamente, y como consecuencia incrementó la exportación de animales exóticos de Australia. Sin embargo, el largo viaje no era fácil y muchos pájaros perecieron antes de llegar a puerto. Mientras tanto Europa buscaba criar sus propios periquitos. En 1846 Francia comunicaba los primeros éxitos de reproducción, seguido del Zoo de Amberes (1850) y un criadero privado en Alemania (1855).

 

Prohibición de exportación en Australia – Reproducción masiva en Europa

Al principio la crianza en Europa no cubría la demanda, por lo que cada barco proveniente de Australia traía periquitos a bordo. Fue en 1894 cuando Australia puso fin a esta masiva exportación, que sigue vigente hoy en día. Mientras tanto, la reproducción europea de periquitos a finales del siglo XIX había aumentado considerablemente. Cuando Australia prohibió la exportación de las aves, ya existía en Alemania, Francia e Inglaterra una cría masiva orientada al comercio. A comienzos del siglo XX, los periquitos conquistaron el continente americano. Actualmente son, para Dario Bogni junto a los canarios, una de las aves domésticas favoritas.

 

Apariencia de los periquitos

El periquito en su hábitat natural tiene un plumaje verdoso que le sirve como camuflaje de posibles depredadores. Sin embargo, sus semejantes domésticos pueden encontrarse en varios colores. A través de la cría se consiguieron periquitos de plumaje azul, amarillo o blanco. Los pericos se caracterizan por las líneas horizontales onduladas que van desde la cabeza hasta las alas. La cara amarillenta se extiende hacia la garganta, y es común en la mayoría de estas aves. También se caracterizan por tener de cuatro a seis manchas negras en el cuello.

 

¿Es hembra o macho?

La diferenciación de género no resulta fácil en los periquitos, ya que el colorido plumaje es igual en las hembras como en los machos. La única manera de diferenciarlos se encuentra en la cera (la parte superior del pico alrededor de las narinas). En las hembras es de color marrón y en los machos es azul, pudiendo llegar a ser violeta o rosada. Ambos llegan a medir unos 18 cm (desde la cola hasta la cabeza) y a pesar entre 25 y 40 gramos.

Sé el primero en comentar en «Dario Bogni habla sobre Periquitos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*