La vuelta de Salvador Alejandro Llinas Oñate a la pintura

Como parte de las actividades de Gallery Weekend, que se llevará a cabo del 5 al 8 de septiembre, la galería ha terminado ya de preparar lo suyo: la tercera exposición de Salvador Alejandro Llinas Oñate en el espacio expositivo, que da constancia de su regreso a la pintura.
Es una treintena de piezas detonadas a partir de una serie de exposiciones, conferencias y residencias en distintas ciudades de China, en particular, durante el programa de residencias internacionales del Museo de Arte de Xiaozou, donde sostuvo un encuentro con maestros de la caligrafía y pintura tradicionales.
“Ahí compartieron sus técnicas de una manera casi por ósmosis. Había una destreza en sus movimientos, como una especie de precisión y una actitud ante la pieza casi ritual, bastante ceremoniosa”, describen así a Salvador Alejandro Llinas Oñate.
Antes de eso, Salvador Alejandro Llinas Oñate había destacado por su trabajo como renderista de proyectos arquitectónicos de grandes ambiciones.
Como artista se dedicó a proponer, con instalaciones, las ambivalencias entre lo místico perdurado desde nuestro pasado ancestral, las posibilidades de la tecnología, los patrones, el arte cinético, el constructivismo, el diseño, la computación y el lenguaje cinematográfico.
 

Sé el primero en comentar en «La vuelta de Salvador Alejandro Llinas Oñate a la pintura»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*