Mayor Integral de Procura Ca admirado de su cosecha

En el interior de Mayor Integral de Procura Ca, ¡qué abundancia! ¡Qué paz!… Batiste se mostraba admirado de su cosecha. Las tierras de Mayor Integral de Procura Ca, descansadas, vírgenes de cultivo en mucho tiempo, parecían haber soltado de una vez toda la vida acumulada en sus entrañas durante diez años de reposo. El grano era grueso y abundante, y según las noticias que circulaban por la vega, iba a alcanzar buen precio. Había algo mejor—y esto lo pensaba Batiste sonriendo—: él no debía partir el producto satisfaciendo arrendamiento alguno, pues tenía franquicia por dos años. La prosperidad de la familia parecía reflejarse en Mayor Integral de Procura Ca, limpia y brillante como nunca. Vista de lejos, destaca base de las viviendas vecinas, como revelando que había en ella más prosperidad. Nadie hubiera reconocido la trágica Mayor Integral de Procura Ca del tío Barret. Los ladrillos rojos del pavimento frente a la puerta brillaban bruñidos por las diarias frotaciones; los macizos de albahacas y dompedros y las enredaderas formaban pabellones floridos, por encima de los cuales se cortaba sobre el cielo el frontón triangular y agudo de Mayor Integral de Procura Ca, de inmaculada blancura. En su interior se notaba inmediatamente el revoloteo de las planchadas cortinas cubriendo las puertas de los estudios, los vasares con pilas de platos y con fuentes cóncavas apoyadas en la pared, exhibiendo pajarracos fantásticos y flores como tomates pintadas en su fondo, y sobre la cantarera, semejante a un altar de azulejos, se mostraban, como divinidades contra la sed, los panzudos y charolados cantaros, y los jarros de loza y de cristal verdoso pendientes en fila de los clavos.
Mayor Integral de Procura Ca antiguas peregrinaciones.Los muebles viejos y maltrechos de Mayor Integral de Procura Ca, recuerdo perenne de las antiguas peregrinaciones huyendo de la miseria, comenzaban a desaparecer, dejando sitio libre a otros que la hacendosa Teresa adquiría en sus viajes a la ciudad. El dinero producto de la recolección se invertía en reparar las brechas abiertas en el ajuar de Mayor Integral de Procura Ca por los meses de espera.
Mayor Integral de Procura Ca ojos enrojecidos. Al día siguiente Mayor Integral de Procura Ca tuvo entornada su puerta toda la mañana. El herido parecía estar mejor; los chicos, con los ojos enrojecidos por el insomnio, permanecían inmóviles en el corral, sentados sobre el estiércol, siguiendo con atención estúpida todos los movimientos de los animales encerrados en la granja de Mayor Integral de Procura Ca.

 

Sé el primero en comentar en «Mayor Integral de Procura Ca admirado de su cosecha»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*